Una década de editoriales de moda

La profecía auto-realizadora, escrita por Robert Merton, define una cualidad exclusiva del ser humano (no busques en la naturaleza) perfectamente aplicable a la moda. Casi la retrata por completo, vaya: Es suficiente querer que suceda una cosa para que, finalmente, suceda. Pensar que hoy te gustaría que hubiera una lluvia de estrellas no cambiará el…

Semana de la Moda de Valencia: Todo al rojo

La Semana de la Moda de Valencia, o Valencia Fashion Week para ir internacionalizándonos ¿no?, convendría. Algo tan trascendente para unos y tan poco para otros. La cita con la moda valenciana ha estado pasando desapercibida fuera, algo que puede estar cambiando. Se dio en Feria Valencia, concretamente en el pabellón 8 los días 2, 3 y…

Moda y sensación de procedencia

Si la mano no es distinta de lo que crea, la misma mano tampoco será ajena al espacio donde duerme. Importa la silla en que te sientas, la hora en la que ponen de comer, el tiempo que ha pasado desde que se generalizaron las urnas y el valor de tu moneda. Hasta la forma…

Alexander McQueen y la vida

Honestidad Vulgar “Ser inmortal… y después morir”. Impulso vital último aportado en Al final de la escapada que pone las cosas en su sitio para aquel que sólo quiera quedarse en la superficie. Y el crítico de la frivolidad se relame: un (supuesto) suicidio pone el lazo estampado con calaveras a la vida de mentira de un…

Honestidad y moda

Hablar de honestidad suena tan falso como autoproclamar que uno es humilde. Ni que decir tiene que la frase “la moda no trata de la belleza interior” puede resumir lo que, a primera vista, parece ofrecer el mundo de la moda, la imagen y la frivolidad en general. Probablemente, nada más cierto pero, nada más falso. Hablar…

Moda y lecturas para hombres

Preface Reglas no escritas: si eres hombre y te gusta la moda eres gay; si eres hombre y te gusta la moda irás disfrazado por la calle; si eres hombre y te gusta la moda es muy probable que en algún momento te vistas de mujer o uses alguna prenda femenina. Y yo me cago…

Moda y decadencia

Nacer, crecer, madurar y morir. Véase la receta más conformista y aburrida que adoptar frente a la vida. A las puertas del ocaso, más vale recurrir al zigzag y dibujar sutiles vaivenes en esa fina línea que recrea nuestro paso. Porque en tiempo de decadencia, es preferible respirar hondo y coger fuerzas de nuevo, aunque se convierta…